Madre cubana cuenta que su hija embarazada falleció por negligencia médica

0 3.436

Carmen Elena Sánchez Medinilla, es una madre cubana que perdió a su hija Marién Rodríguez Sánchez, de 24 años, con 12 semanas de embarazo. Con mucho dolor la mujer decidió contar su historia para denunciar que la joven falleció en la provincia de Sancti Spíritus debido a negligencias médicas.

De acuerdo con su testimonio, Marién, quien residía en el municipio Trinidad presentó mucha falta de aire el domingo 29 de julio. Carmen Elena, quien es enfermera especializada en cuidados intensivos decidió llevarla al hospital porque la joven era cardiópata y portaba un marcapasos.

Pero la obstetra que estaba de guardia en ese momento le dijo que no era nada y que lo mejor era que se fuera para su casa y se tomara un cocimiento de tilo porque estaba muy nerviosa.

El miércoles primero de agosto madre e hija volvieron al hospital porque la falta de aire no desaparecía. En esa ocasión un médico la remitió para el Hospital Provincial Camilo Cienfuegos en Sancti Spíritus para que fuera valorada por un cardiólogo.

“Llegamos allí sobre las 12,40 de mediodía (1 de agosto 2018) y cuando me presento a la doctora de guardia del servicio de Obstetricia y le explico nuestra situación, esta nos trató muy mal, no se tomó la molestia de ver a mi hija, ni siquiera la miró, sólo me dijo: llévala para Cardiología, pero no se tomó el trabajo de verla”, escribió.

Ahí comenzaron los problemas para Marién, no aparecía ningún cardiólogo que la atendiera y cuando uno llegó no quería realizarle exámenes para comprobar que tenía. Finalmente, un especialista de terapia intensiva recomendó que le practicaran un ECO con el que descubrieron que presentaba un coágulo en el corazón.

“El viernes en la madrugada, mi hija continuaba ingresada en Terapia Intensiva y el médico intensivista llamó al cardiólogo de guardia porque mi niña se había puesto muy grave y lo necesitaba, que fuera a verla urgente. Esto sucedió delante de mí porque yo estaba a su lado y los súper cardiólogo dijo que no podía verla porque estaba en un caso grave que la vería en la mañana. Esa fatídica mañana del viernes falleció mi hija a las 11:50 AM”, contó.

Esta madre se pregunta qué hubiera pasado si a su hija la hubieran atendido a tiempo, por eso quiso compartir esta historia, para que no le suceda a nadie más, pero sobre todo para que los responsables de la muerte de la joven sean castigados.

error: Content is protected !!